lunes, 31 de julio de 2017

076

Pasa que la vida cambia, las palabras no bastan, los silencios se van clavando en el interior provocando heridas que apenas son perceptibles para los demás, pero están, allí, presentes, latentes. Fuego puro, consumiendo cada parte de tu ser.

Pasa que de pronto todo vuelve a ser negro, que no existe el consuelo, que vas por ahí pretendiendo seguir luchando por tus sueños aunque ya no sepas, a ciencia cierta... de qué iban todos ellos.

Pasa que la esperanza se convirtió en apenas más que nada.

Pasa, la vida pasa, mas no pasa el silencio, el dolor, la soledad, ese trago amargo en la garganta, el enorme nudo en el estomago, porque... supongo que no importa que tan duro lo intentes, existen cosas, sentimientos y situaciones que siempre han de volver.

sábado, 29 de julio de 2017

075

Andando
Seguimos simplemente andando. Los días pasan y aún intento no perder la fe. Ya hemos tenido días malos, terribles. Debe pasar, va a pasar y volveremos a la normalidad.

Por otro lado... te he estado extrañando mucho, Mathew. Sigues vivo, amigo mío. Siempre vivo.

jueves, 8 de junio de 2017

074


Ideas poco claras, sentimientos encontrados, la vida andando.

Sueños, ilusiones, locuras.

Tú y yo… Yo y tú.

Por un día, dos semanas, un año o una vida.

Quién sabe.

miércoles, 17 de mayo de 2017

073


Es tiempo de estar bien. Hacer las paces. Hacer las cosas bien.

Si existe eso que llaman destino, dejemos que haga su trabajo. Que nos ponga en el sitio en que debemos estar, mientras tanto, vamos a enfocarnos en sanar.

martes, 13 de diciembre de 2016

072


A esta vida le falta alguien.

A esta vida le faltas tú.

Llevo tu nombre grabado en el alma, Mathew O’neill. Siempre y por siempre.

Gracias por ser mi amigo incondicional, cómplice total y mi cable a tierra.

Me hará falta eternamente tu risa, tus tonterías, tus bromas interminables, tus canciones, tu guitarra, tu voz.

Tus abrazos a mitad de la noche, tus arrullos, tu consuelo y esa loca manía de quererme cuidar.

De aquí al último de mis días, te amo y te extraño.

lunes, 12 de diciembre de 2016

071


Y deberíamos, tal vez, pensar un poco más cuando decimos que las cosas no pueden empeorar. TODO puede empeorar. Después de haber estado envuelta en una, dos, relaciones que acabaran en un tremendo fracaso pensaba que no había forma de sufrir más. Que había experimentado la mayor cantidad de dolor que pudiese tolerar. No fue así. Ni por poco se acerca.

Porque existen relaciones así, destructivas, insanas, complicadas, dañinas, que en el proceso te van preparando para un final inevitable, te van llevando de a poco a ese momento en que se dice BASTA. Que te llevas a ese preciso instante en que simplemente decides dejar que pase, porque terminaste sintiendo nada.

Pero, ¿qué se hace cuando toca decir adiós a alguien que vino a llenarte de vida? Nadie te prepara para ese tipo de dolor, donde tienes que irte aunque no quieres. Sea la vida, o eso que llaman destino, decidió acabar un poco más conmigo.

Primero, llevándose de este jodido mundo a quien fuese mi mejor amigo. Después obligándome a renunciar a la única persona con quien me hubiera permitido jugarme la vida, los sueños y hasta el último respiro.

Es todo. Fue todo.

jueves, 21 de mayo de 2015

070

Una acusación. Como cuando no te importa qué parte tiene la razón, porque la única verdad, es TÚ verdad.
Como cuando no quieres escuchar, porque es un hecho que esta verdad cambiara y probablemente si conoces lo que hay detrás de toda esa obra de teatro ridículamente montada te podrías avergonzar.