viernes, 17 de mayo de 2013

008

Es una noche fría, mira por la ventana empañada, apenas puede ver los pequeños copos de nieve que caen a través del cristal. No entiende que le sucede, esa sensación que no le deja tranquilo, esa alerta permanente en su cabeza de que algo no está bien con ella. ¿Qué es lo que ocurre? ¿Qué es aquello que no le ha dicho?

 Hace menos de 3 horas hablo con ella, le ha regalado sonrisas y le ha dicho que le ama. Pero, ¿es así? ¿Lo ama tanto como ha dicho?¿Esta todo en orden? Mueve su cabeza de un lado a otro posando sus manos sobre ella, no lo soporta… es demasiado. Algo dentro le dice que le está ocultando algo, que aunque este sonriendo hay algo que le tiene mal.

Que sensación tan extraña, él que siempre era el primero en enterarse de todo lo que le preocupaba, se siente hoy tan lejano a ella. Él que hace nada acaba de besar sus labios siente que hay un mar inmenso en medio de ellos en este instante. Y ella ahí, insistiendo en que nada le ocurre. ¿Es que no recuerda que la conoce mejor que nadie?... O ¿será que ella tiene razón y quién se está creando historias sin sentido es él?

 La angustia no le deja en paz, llena su copa una vez más e intenta serenarse. Entonces lo decide así, será paciente, esperara hasta que ella decida contarle si es que existe algo que le está robando la calma. Su relación siempre se ha basado en ello, en respetar y aguardar a que el otro estuviese listo para contar lo ocurrido. Todo a su tiempo. Toma su celular y le envía un mensaje: “Pasa una bella noche y que tengas un maravilloso despertar y sólo para que no lo olvides quería recordarte una vez más que aunque ahora soy tu novio, no he dejado jamás de ser tu mejor amigo. Te amo”.

Es tiempo de ir a dormir… Tal vez mañana sea un mejor día para ambos.

lunes, 13 de mayo de 2013

007

Si alguien me hubiese dicho hace tiempo que iba a ser tan feliz probablemente me hubiera muerto de risa de forma no muy educada. Siendo sincera, he vivido a lo largo de los años convenciéndome de que la vida real no es como en los cuentos, las novelas y los libros. Hoy por fin he descubierto que es increíblemente mejor.

Estoy parada sobre la superficie más peligrosa que jamás haya pisado, con el riesgo de caer en cualquier momento y esta vez puedo decir con completa seguridad que no me importa. Soy feliz, tan feliz que aunque esto acabará mañana lo guardaría como la más bella experiencia de mi vida. Ahora sé que así es como se debía sentir, que amar y ser amado es mucho más que solo suponer que lo haces.

No estabas en mis planes, definitivamente no. Tú, mi más grande amor platónico. Ese amor del que no te hablaría jamás, no porque no confiará en ti, sino por lo humillante de la situación, por el miedo a arruinar nuestra amistad.

"Enamorarte de tu mejor amigo no es más que un cliché", ¿dónde esta aquella chica que pensaba de esta forma? ENAMORADA es un termino que se queda corto para definir mi situación en estos momentos. Hay millones de estrellas brillando en el cielo desde que eres parte de mi, desde que soy parte de ti.

Y definitivamente, pegada a ti es como podría y querría pasar el resto de mis días. "SÉ FELIZ Y SÓLO ENTONCES ENAMORATE", no entendía todo lo que había detrás de esa frase, ahora la entiendo, porque cuando por fin me sentí feliz, te fijaste en mi.

Te amo.

miércoles, 1 de mayo de 2013

006

Inicia el 5to mes del más hermoso año que hasta ahora haya experimentado. Aún sin saber realmente si esto ha sucedido o todo lo he soñado... Debe ser real, se siente real.

Sin duda los sentimientos han estado causando revolución desde entonces, momentos en que se ha creído que cortar esa extraña y complicada relación que se decidió iniciar un día es lo mejor, para después buscar el camino que les lleve de nuevo al amor.

Ha habido confusión, perdidas y momentos sumamente llenos de dolor. No puedo cambiar eso, por más que quisiera, no puedo regalarte la felicidad infinita, sacarte de ese lugar que sé detestas además, sólo puedo decir que en mis pensamientos todo el tiempo estas, que mis plegarias no dejan de escucharse, que estoy contigo pidiendo por fortaleza, por ver lo bueno de las situaciones tan difícil que se presentan. 

Desde este país que la mayor parte del tiempo parece enemigo del tuyo por estar tan separado te digo que pase lo que pase, tú ya vives en mi... Que hace ya un buen tiempo he dejado de vivir aquí para mudarme junto a ti (espero me sientas). Quiero cuidarte tanto como me sea posible, porque a pesar de que ya seas grande y no necesites que te traten como un niño (créeme, no lo olvido) quiero te sientas amado y protegido, aún más. Tal como a mi me haces sentir.

Y cada noche pido porque la LUNA ilumine enormemente el cielo para ti. Sigamos fuertes, así, tal como tú eres.  ¡TE AMO! De aquí hasta el último de mis días.